fbpx

Certificado energético, ¿es tu casa eficiente según la clasificación oficial?

El certificado energético es un documento que establece las condiciones energéticas que presenta una inmueble. Toda vivienda que se ponga en el mercado ya sea para el alquiler o venta tiene que tener el certificado energético en vigor y este ha de exponerse en el anuncio de comercialización.

Dicho documento tiene que ser expedido por un técnico autorizado, que dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos deberá estar inscrito en el registro de certificadores.

Está regulado por el Real Decreto 235/2013 por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación energética de los edificios, el cual acaba de ser modificado a través del Real Decreto 564/2017. Los cambios realizados hace mas precisos los edificios excluidos de su ámbito de aplicación. El Ministerio de Industria, Energía y Turismo es el encargado de pedir justificante que acredite dicho certificado.

Estas normativas son consecuencia de la transposición de las exigencias relativas a la eficiencia energética de la Unión Europea, que busca una mejora de energía en todo el continente.

Es obligatorio contar con el certificado energético en:

– Edificios de nueva construcción.

– Edificios o partes de edificios existentes que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario, siempre que no dispongan de un certificado en vigor.

– Edificios o partes de edificios en los que una autoridad pública ocupe una superficie útil total superior a 250 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público.

«El certificado de eficiencia energética del edificio o de la parte del mismo contendrá como mínimo la siguiente información:

  1. a) Identificación del edificio o de la parte del mismo que se certifica, incluyendo su referencia catastral.
  2. b) Indicación del procedimiento utilizado para obtener la calificación de eficiencia energética.
  3. c) Indicación de la normativa sobre ahorro y eficiencia energética de aplicación.
  4. d) Descripción de las características energéticas del edificio: envolvente térmica, instalaciones térmicas y de iluminación, condiciones normales de funcionamiento y ocupación, condiciones de confort térmico, lumínico, calidad de aire interior y demás datos utilizados para obtener la calificación de eficiencia energética del edificio.
  5. e) Calificación de eficiencia energética del edificio expresada mediante la etiqueta de eficiencia energética.
  6. f) Para los edificios existentes, documento de recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética
  7. g) Descripción de las pruebas y comprobaciones llevadas a cabo por el técnico competente durante la fase de calificación energética.
  8. h) Cumplimiento de los requisitos medioambientales exigidos a las instalaciones térmicas.

La etiqueta energética es el documento que se tendrá que poner a disposición de los interesados en la comercialización y está compuesta por siete valores, que van desde la A hasta la G. Siendo A la más eficiente y G la menos eficiente. Os detallamos a continuación cada una de las categorías y como se representan:

Etiqueta Eficiencia Energética